Cómo hablar a los hijos de la muerte: Canal Sur TV:
16400
post-template-default,single,single-post,postid-16400,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.3,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
cómo hablar hijos muerte

Canal Sur TV: Cómo hablar a los hijos de la muerte

Entrevista en Canal Sur TV: ‘Cómo hablar a los niños de la muerte ‘

 

Para acceder a la entrevista sobre cómo hablar a los niños de la muerte, pica aquí: entrevista

A raíz de la muerte del pequeño Gabriel, hemos hablado acerca de cómo los padres podemos abordar con los hijos el tema de la muerte. La presentadora Blanca Hernández me ha hecho diversas preguntas con el fin de profundizar en diversos aspectos.

Es un hecho que la muerte forma parte de nuestras vidas y, por lo tanto, de la de nuestros hijos. Es muy importante que hablemos abiertamente con ellos para ayudarles a comprender lo sucedido. No se trata de un tema sencillo de abordar, pero muchas veces es inevitable.

Afrontar la muerte no es fácil para los adultos.

Por tanto, enseñar a los niños a ver la pérdida como algo natural puede ser complicado.

Es muy importante que tengamos en cuenta tres aspectos: la edad del niño, la cercanía de la persona fallecida o si es una muerte trágica o no.

Decir siempre la verdad y ser muy honesto.

A la pregunta de ¿qué debemos decirles? Le he respondido que debemos tener en cuenta tres aspectos:

  • El primero la edad del niño, su capacidad para entender la muerte depende de su desarrollo intelectual y comprensión lingüística.
  • En segundo lugar, la cercanía con la persona fallecida, no es lo mismo hablar de un vecino que de un familiar muy cercano como padres, abuelos o hermanos.
  • En tercero, si esa muerte ha sido o no violenta.

Hay que ser sinceros. Tenemos que hablar de lo que ha pasado. No pintar el mundo de color de rosa.

También tenemos que ser sencillos y claros.

Un forma de explicarles lo ocurrido si son pequeños es decirles que las personas que se mueren ya no respiran, no comen, no hablan y no piensan.  Hay que dejarles claro que ya no sienten, para que no piensen que estarán sufriendo. Dejarles claro que ya no vamos a verle más, que va a estar en nuestro recuerdo, que le vamos a recordar muchas veces, que hemos estado muy a gusto mientras hemos estado con él.

Sin comentarios

Escribe un comentario