Las mujeres tenemos el cerebro más pequeño - hijosconexito
18802
post-template-default,single,single-post,postid-18802,single-format-aside,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.3,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
Las mujeres tenemos el cerebro más pequeño

Las mujeres tenemos el cerebro más pequeño

Las mujeres tenemos el cerebro más pequeño, por eso somos más estúpidas.

La revista Science, publicó en 2017 un trabajo empírico que mostraba que, aunque las niñas destacan más que los niños a nivel académico, a partir de los 6 años:

  • Piensan que ellas, y todas las niñas, son menos inteligentes que los niños.
  • Tienen menos expectativas que ellos y un BAJO concepto de sí mismas. 
  • Evitan actividades destinadas a los niños, porque piensan que la inteligencia es cosa de hombres.

Hace unos días, en una conferencia en una empresa, la directora de Recursos Humanos me contaba que, la mayoría de mujeres que se presentan como candidatas a un puesto de trabajo, lo hacen si consideraran que cumplen el cien por cien de los requisitos.

Mientras que los hombres se presentan, lo hacen si cumplen algo más de la mitad. 

Entonces le conté algo que no sabía. Y es que la número 2 de Facebook opina exactamente igual que ella. 

Las mujeres tenemos el cerebro más pequeño

¿Por qué ocurre esto?

Simplemente, porque histórica y culturalmente, la genialidad se ha atribuido a los hombres y no a las mujeres.

El propio Darwin, un científico exhaustivo y cuidadoso en su trabajo, describía a las mujeres como intelectualmente inferiores a los hombres. Y así, a lo largo de la historia, numerosos científicos, filósofos y pensadores. 

Si las niñas a partir de los 6 años piensan que los niños son más inteligentes, es porque así se lo han hecho creer las referencias que reciben.

Un informe señala que las madres y padres estadounidenses buscan en Google, el doble de veces ¿es mi hijo un genio?  que ¿es mi hija una genio? 

Por el contrario, buscan tres veces más, ¿está mi hija gorda? 

Sinceramente, la ciencia no nos ha tratado muy bien. Hace poco, estaba documentando un trabajo empírico y leí a la investigadora H. Gardner. En el siglo 19 se asumía que las mujeres tenían cerebros más pequeños y por eso, eran más estúpidas. Gardner observó que, si el tamaño del cerebro fuera un indicador de inteligencia, los humanos no seríamos la especie más inteligente, lo serían las ballenas, que son las que lo tienen más grande. 

Tuvo mucha resistencia por sus ideas, en parte porque los hombres biólogos estaban muy interesados en la idea de que debía existir una base biológica de la inferioridad femenina. 

Las mujeres tenemos el cerebro más pequeño

Actualmente, parece que la sociedad sigue muy interesada en que las mujeres sigamos por la senda de la inferioridad y la dependencia, por falta de inteligencia. 

  • ¿A qué siguen jugando las niñas? A cuidar muñecas, a cocinar o a comprar tomates.
  • ¿Y los niños? A apagar fuegos, a viajar al espacio y construir edificios. 

Hay una gran diferencia entre comprar 3 kilos de tomates y construir un edificio.

A las niñas se las desalienta a ser mandonas. A los niños se les motiva para que sean líderes. 

Esta visión de la educación de nuestras hijas e hijos tiene que cambiar, de verdad. 

Como ya he repetido muchas veces, soy una feminista comprometida con la defensa de niñas y mujeres. Y toda mi vida llevo soportando caras y comentarios de desaprobación. Pero no me importa, pienso seguir hasta que me quede sin fuerzas. 

El feminismo incomoda, pero lo necesitamos para educar a nuestros hijas e hijos en igualdad. 

Os invito a poneros las gafas moradas. Os dirán frases como ‘ni machismo ni feminismo’, ‘radical’, ‘los hombres también sufren’, pero no hagáis caso. 

Necesitamos el feminismo más que nunca para tomar conciencia de nuestra opresión y la explotación que recibimos por parte de los hombres.

Necesitamos el feminismo para luchar por nuestra libertad y nuestros derechos y la de nuestras hijas.

Os deseo de todo corazón Feliz Año Nuevo. Gracias por estar ahí. Gracias por leerme y por escucharme. Estoy feliz con la comunidad que vamos creando. Jamás imaginé que iba a llegar hasta aquí. 

Video YouTube

Blog

No Comments

Post A Comment